Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris Articles. Mostrar tots els missatges
Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris Articles. Mostrar tots els missatges

dijous, 24 d’agost de 2017

Trastornos de Ansiedad y Riesgo de Accidente Cerebrovascular.

Introducción y objetivos
Los trastornos de ansiedad son cuadros muy frecuentes que generan un nivel considerable de discapacidad. Se estima que la prevalencia de estos trastornos en la población general puede alcanzar el 29%. A su vez, el accidente cerebrovascular (ACV) es causa frecuente de muerte y discapacidad en todo el mundo. Debido a que el 76% de los casos de ACV son primeros eventos, la prevención primaria desempeña un papel importante. De acuerdo con la información disponible, los trastornos de ansiedad influyen sobre la incidencia de ACV en forma directa e indirecta; en este último caso, se observa la influencia de los trastornos de ansiedad sobre otros factores y marcadores de riesgo cardiovascular, como la enfermedad coronaria. De todos modos, no se cuenta con información suficiente al respecto. El presente estudio se llevó a cabo con el objetivo de evaluar la información disponible sobre la asociación entre los trastornos de ansiedad y el riesgo de ACV.

Métodos
Los autores realizaron un metaanálisis mediante la selección de estudios en las bases de datos PubMed, Embase, PsycINFO, Scopusy Web of Science, entre otras fuentes. Luego de analizar la calidad de los estudios a incluir, se llevó a cabo el análisis conjunto del riesgo de ACV en pacientes con trastornos de ansiedad. El análisis incluyó la valoración de la heterogeneidad de los estudios y de la importancia de dicha heterogeneidad. También se analizó el sesgo de publicación, la heterogeneidad real y otras irregularidades metodológicas. Los análisis de sensibilidad resultaron en la exclusión de los estudios cuyas características afectarían la obtención de resultados fidedignos.

Resultados
La selección efectuada resultó en la inclusión de 8 estudios poblacionales, de calidad elevada, efectuados en 950 759 pacientes residentes en los EE.UU., Reino Unido, Canadá, Taiwán y los Países Bajos. En la mayoría de los estudios se incluyeron pacientes con diferentes trastornos de ansiedad, en tanto que en otros trabajos solo se evaluaron sujetos con trastorno de ansiedad generalizada o trastorno de pánico. El período de seguimiento varió entre 10 y 22 años. La incidencia de ACV fue de 0.2% al 12.6%. Los porcentajes más elevados se obtuvieron en los estudios con períodos más prolongados de seguimiento. Los resultados obtenidos en uno de los trabajos indicaron una asociación entre la ansiedad y el ACV no fatal. En otro estudio se informó la relación entre la ansiedad y todos los tipos de ACV, con especial énfasis en el ACV isquémico. No obstante, las asociaciones no fueron significativas. Tres estudios indicaron el aumento significativo del riesgo de ACV en pacientes con ansiedad. Además, en un ensayo se halló una asociación de tipo dosis-respuesta entre ambas variables. La heterogeneidad entre los estudios fue baja y no significativa. No se halló un sesgo notorio asociado con la publicación, la metodología y la calidad de los estudios, entre otras variables. Según los resultados de algunos trabajos, el efecto de los síntomas de ansiedad sobre el riesgo de ACV puede detectarse a corto plazo. El papel de los factores de riesgo cardiovascular, en términos de asociación entre la ansiedad y el ACV, se evaluó en un trabajo y los resultados indicaron la relación entre la ansiedad y el ACV aun al tener en cuenta la presión arterial, el nivel de colesterol, la presencia de diabetes mellitus, el índice de masa corporal, el consumo de alcohol y antihipertensivos, la actividad física y el tabaquismo. Finalmente, la presencia de depresión no influyó sobre la asociación entre el ACV y la ansiedad.

Discusión
Los estudios disponibles sobre la asociación entre el riesgo de ACV y los trastornos de ansiedad son escasos, pero de buena calidad. De acuerdo con los datos disponibles, existe relación entre la ansiedad y el ACV. Concretamente, el riesgo de ACV aumenta un 24% entre los pacientes con trastornos de ansiedad. Es posible que el riesgo de ACV aumente durante los 3 primeros años desde el diagnóstico del trastorno de ansiedad y sea aún más elevado entre los pacientes con cuadros de ansiedad grave. Según los investigadores, no hay datos suficientes que permitan explicar la asociación entre los trastornos de ansiedad y el ACV. Es posible que el aumento de la prevalencia de factores de riesgo cardiovascular entre los pacientes con trastornos de ansiedad esté involucrado en el incremento del riesgo de ACV. Sin embargo, el único estudio que evaluó los factores de riesgo cardiovascular no concluyó que estos permitan explicar el aumento del riesgo de ACV; es decir, es posible que exista una asociación biológica entre la ansiedad y el ACV. En este sentido, se destaca la relación entre los trastornos de ansiedad y la afectación del ritmo cardíaco, el aumento de los marcadores de inflamación, la disfunción del eje hipotálamo-pituitario-adrenal (HPA) y el incremento del riesgo de aparición de placas carotídeas, entre otros factores. Es sabido que la ansiedad persistente se asocia con la hiperactividad del eje HPA y con la activación continua del sistema nervioso simpático. A su vez, el aumento del nivel de diferentes neuropéptidos puede incrementar la presión arterial y la liberación de citoquinas pro-inflamatorias y pro-coagulantes. Además, el aumento del nivel de cortisol parece disminuir la actividad del eje HPA y favorecer la aparición de dislipidemia. Los resultados obtenidos en la presente revisión coincidieron con lo informado en un estudio anterior que halló una asociación entre el estrés psicosocial y el riesgo elevado de ACV. Es posible que la aplicación de diferentes herramientas para la evaluación de la ansiedad haya afectado los resultados obtenidos en el presente metaanálisis. La aplicación de métodos estadísticos diferentes también podría influir sobre los resultados obtenidos. Además, solo se contó con 8 estudios, lo cual representa otra limitación a tener en cuenta a la hora de analizar los resultados. Según los autores, es necesario contar con estudios adicionales que permitan conocer con mayor profundidad la asociación entre los trastornos de ansiedad y el ACV.

Conclusión
Los trastornos de ansiedad pueden predecir la aparición de enfermedad coronaria y ACV. Esta asociación debe informarse a los pacientes con el fin de destacar la importancia del cuadro clínico. Es posible que el tratamiento de los pacientes con trastornos de ansiedad afecte en forma positiva la incidencia de enfermedad coronaria y ACV.


Resumen extraído de la Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC)

Anxiety Disorders and Risk of Stroke: A Systematic Review and Meta-Analysis. Pérez-Piñar M, Ayerbe L, Ayis S. European Psychiatry 41:102-108 Mar, 2017 

Coincidencias entre Ansiedad, Depresión y el Trastorno Obsesivo Compulsivo

Introducción y objetivos

Las coincidencias entre el trastorno depresivo mayor (TDM), los trastornos de ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) pueden analizarse desde la perspectiva de la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5). En el DSM-5, los trastornos de ansiedad y el TOC fueron incluidos en capítulos separados, a diferencia de las versiones anteriores, en las cuales ambos cuadros se incluían en la categoría de trastornos de ansiedad. En general, los diagnósticos clínicos se realizan por agrupamiento o fraccionamiento de signos y síntomas, es decir, los diagnósticos se dividen entre los que se reconocen debido a las similitudes entre diferentes cuadros y aquellos obtenidos mediante el análisis de las diferencias entre los cuadros clínicos. Las clasificaciones diagnósticas son preliminares y seguidas por una evaluación más profunda, destinada a comprender la enfermedad en cuestión. En consecuencia, el diagnóstico del TDM, los trastornos de ansiedad o el TOC puede coincidir con los síntomas principales que refiere el paciente, aunque dichos síntomas también pueden observarse en pacientes con cuadros alternativos que podrán requerir el mismo tratamiento. La coincidencia sintomática pude explicarse en términos neurobiológicos.


Fundamentos del agrupamiento

De acuerdo con la información incluida en el DSM-5, las enfermedades mentales tienen características en común que las relacionan, e incluyen factores terapéuticos, neurales, familiares, genéticos, ambientales y relacionados con biomarcadores y vías de procesamiento emocional, entre otros. La consideración de factores numerosos y globales resultó en la agrupación dimensional de los trastornos por internalización y externalización. Las similitudes entre la depresión, la ansiedad y el TOC pueden explicarse mediante el análisis de los mecanismos cerebrales en común, lo cual implica la existencia de genes compartidos y coincidencias terapéuticas. No obstante, también debe considerarse la simple coincidencia sintomática entre diferentes enfermedades, así como la coaparición de síndromes completos en un mismo individuo. Los diferentes trastornos de ansiedad tienen un nivel elevado de comorbilidad entre sí, en tanto que la depresión se observa en comorbilidad con todos los trastornos de ansiedad. Es decir, existe un nivel considerable de comorbilidad entre los trastornos del estado de ánimo y de ansiedad. Según un modelo de procesamiento emocional normal, existe una solución bidimensional de afectividad negativa y positiva. El afecto negativo es una dimensión del malestar subjetivo que predice la coincidencia entre la ansiedad y la depresión. La dimensión del afecto positivo predice que un paciente que refiere sentirse contento también manifestará interés, seguridad y atención. Esta dimensión se asocia en forma negativa con la tristeza en mayor medida que con el miedo. De acuerdo con lo antedicho, la anhedonia puede ser una característica de los trastornos del estado de ánimo, diferente de los trastornos de ansiedad; en cambio, el malestar generalizado y subjetivo es una dimensión compartida entre los trastornos de ansiedad y la depresión. Finalmente, se describió una tercera dimensión afectiva, la tensión somática y la hiperactivación, que es característica de la ansiedad. Muchos rasgos conductuales y trastornos psiquiátricos son heredables. De acuerdo con la información disponible, existe una coincidencia genética entre la depresión mayor y el trastorno de ansiedad generalizada (TAG). La comorbilidad entre los trastornos de ansiedad y la depresión puede vincularse con el neuroticismo, un factor de riesgo que predice la aparición de trastornos de ansiedad, TOC y TDM y es heredable en un 40%. De todos modos, se discute su fiabilidad.


Razones para el fraccionamiento

El análisis estructural de los síntomas permite apreciar que, si bien algunos son más generales, otros se relacionan en forma más específica con trastornos determinados. En este sentido, cada enfermedad posee características únicas que la distinguen frente al resto de los trastornos. Por ejemplo, la activación ansiosa desempeña un papel limitado como elemento sintomático específico en pacientes con trastorno de pánico, trastorno por estrés postraumático (TEPT) o TOC. En el caso del TEPT se observa el antecedente de exposición a un suceso traumático y la presencia de reviviscencias, en tanto que los pacientes con TOC presentan obsesiones y compulsiones. En consecuencia, en la práctica clínica, la evaluación diagnóstica tendrá componentes generales y específicos. De acuerdo con las recomendaciones diagnósticas propuestas por la British Association for Psychopharmacologyen pacientes con síntomas de ansiedad, en principio, debe definirse la presencia de depresión. Si se observa depresión, su tratamiento es prioritario. En cambio, en ausencia de síntomas depresivos, podrá efectuarse el diagnóstico específico de algún trastorno de ansiedad según los síntomas presentes.


Fragmentación de los trastornos

La determinación del fenotipo en pacientes con un mismo perfil genético depende de la edad de exposición a los factores precipitantes, entre otras causas. Esto tiene validez, por ejemplo, en el TDM y el TAG, cuadros que tienen características genéticas en común y cuya aparición depende de los estresores que padezca el individuo. También se sugiere la división de los factores genéticos relacionados con la agorafobia en un extremo y con las fobias específicas en el otro extremo. En este caso, la fobia social se ubica en una instancia intermedia. El resto de las asociaciones entre los trastornos se explican en términos de exposición a factores ambientales compartidos de riesgo. El riesgo de trastornos de ansiedad parece incrementarse con las experiencias familiares y personales del pasado. Dichas experiencias se combinan con factores del entorno que aumentan el riesgo de determinados trastornos de ansiedad. Según el autor, es necesario contar con estudios genéticos adicionales que permitan comprender las bases moleculares de las conductas relacionadas con las emociones.


Genética molecular y neurobiología

El neuroticismo puede ser el comienzo para el estudio de las bases genéticas de los trastornos de ansiedad y la identificación de biomarcadores que permitan comprender los mecanismos involucrados en la aparición de los trastornos. Según lo informado, existe una variación del gen 5-HTTLPR, que codifica para el transportador de serotonina, que se asocia con diferencias individuales relacionadas con el neuroticismo. Concretamente, los individuos que poseen la variante corta o alelos presentan un nivel mayor de neuroticismo y una menor expresión de ARNm correspondiente a dicho gen. También se informó un aumento de las probabilidades de depresión ante la exposición a factores ambientales de riesgo en pacientes con variaciones del gen 5-HTTLPR. La ansiedad se asocia con el aumento del procesamiento de estímulos relacionados con el miedo, lo cual parece relacionarse con el incremento de la sensibilidad y con la afectación de la discriminación. Es decir, se observa un sesgo de atención hacia estímulos generadores de ansiedad. El nivel elevado de neuroticismo se relaciona con el aumento del procesamiento de información emocional negativa. A su vez, la afectividad negativa en pacientes con trastornos de ansiedad se asocia con el incremento de la activación de la amígdala. También es posible que existan alteraciones relacionadas con la función amigdalina en común entre la ansiedad y la depresión, aunque es necesario contar con estudios adicionales al respecto.


Tratamiento farmacológico

Las drogas empleadas para el tratamiento de los pacientes con depresión o ansiedad actúan sobre el procesamiento automático de sesgos negativos más allá de su efecto concreto sobre los síntomas de depresión y ansiedad. Esto resulta en el aumento del sesgo positivo relacionado con la memoria autorreferencial. Es sabido que tanto la ansiedad como la depresión se asocian con el incremento de la actividad de la amígdala. Esta estructura parece ser objetivo de acción farmacológica. De hecho, la paroxetina reduce la respuesta de la amígdala a los estímulos relacionados con el miedo; es decir, el tratamiento de los pacientes con ansiedad y depresión parece asociarse con la corrección de la hiperactividad. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) tienen un espectro amplio de eficacia en pacientes con depresión mayor, trastornos de ansiedad o TOC; no obstante, su empleo puede verse limitado por cuestiones de tolerabilidad. La duloxetina y la venlafaxina, inhibidores de la recaptación de noradrenalina y serotonina, son mejor tolerados que los ISRS y su uso se asoció con eficacia en presencia de depresión y TAG. Además, la venlafaxina fue de utilidad para prevenir las recaídas en pacientes con trastorno de pánico. La agomelatina resultó eficaz para el tratamiento agudo y la prevención de recaídas en pacientes con TAG y es de utilidad en aquellos con depresión mayor. Debido a que no ejerce acciones serotoninérgicas, el riesgo de síntomas de discontinuación y trastornos sexuales es bajo. La fenelzina, un inhibidor de la monoamino oxidasa, también resulta eficaz en pacientes con trastornos de ansiedad y depresión, aunque existen cuestiones de tolerabilidad y seguridad que limitan su uso. Las drogas que actúan sobre el receptor del GABA y facilitan la función del neurotransmisor, como las benzodiazepinas, resultaron eficaces en pacientes con trastorno de pánico, fobia social y TAG. No obstante, provocan efectos adversos como la sedación y la disfunción cognitiva. Además, no existe información que indique su eficacia en pacientes con depresión. La pregabalina bloquea los canales de glutamato dependientes de voltaje y resultó eficaz para el tratamiento agudo y preventivo de los pacientes con TAG y fobia social. Su administración a largo plazo puede generar aumento ponderal, en tanto que la interrupción abrupta del tratamiento se asoció con síntomas de discontinuación.


Conclusión

Los trastornos de ansiedad tienen características genéticas y biológicas en común, relacionadas con el malestar y la afectividad negativa. El tratamiento con ISRS actúa tanto sobre los trastornos de ansiedad como sobre los trastornos depresivos. De hecho, el sistema serotoninérgico y, especialmente, sus conexiones con la amígdala, parece brindar razones para explicar tanto los trastornos como los efectos terapéuticos de las drogas. Cada trastorno tiene características particulares que constituyen objetivos terapéuticos potenciales, cuya comprensión facilitará la creación de estrategias terapéuticas.

Resumen extraido de la Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC)

The Overlap Between Anxiety, Depression, and Obsessive-Compulsive Disorder. Goodwin GM. Dialogues in Clinical Neurosciences 17(3):249-260 Sep, 2015

diumenge, 25 de setembre de 2016

Recomendaciones preventivas y manejo del comportamiento suicida en España

El suicidio es un problema importante de salud pública que constituye una de las principales causas de años de vida perdidos por enfermedad y la tercera causa de mortalidad en adultos jóvenes. En este trabajo se resume la revisión de la evidencia disponible sobre la magnitud e impacto epidemiológico de la conducta suicida, los factores de riesgo y factores protectores, los instrumentos de evaluación del riesgo de conducta suicida, los protocolos preventivos existentes a nivel internacional y local, las intervenciones preventivo-educativas a nivel de los profesionales de la salud, y las posibles intervenciones sobre poblaciones de riesgo.De esta revisión un amplio grupo de psiquiatras expertos sintetizó y consensuó un conjunto de recomendaciones sobre el impacto, la prevención y el manejo de la conducta suicida.
Las recomendaciones sobre la prevención y el manejo del comportamiento suicida fueron resumidas en las diez conclusiones que se presentan en este trabajo.

Llegeix l'article sencer  Rev Psiquiatr Salud Ment (Barc.). 2012;5(1):8---23

diumenge, 4 de setembre de 2016

La bretxa de gènere: Nenes i dones amb TDAH

Les nenes, quan són diagnosticades en TDA/H, ho estan sent molt més tard que els nens. La proporció aproximada de diagnòstics en TDAH entre nenes i nens és de 1 a 3. Això no vol dir que hi hagi menys nenes que pateixin el TDAH, sinó que hi ha més nenes sense diagnosticar.
Quan no es diagnostica, el TDAH comporta un elevat peatge en la salut emocional d’una dona i en el seu benestar general, agreujant-se el dany psicològic i la poca confiança en si mateixa.
TDAH hiperactiu i/o impulsiu
Les diferències de gènere en els símptomes del TDAH són evidents. Les nenes presenten hiperactivitat diferenciada, i això fa que moltes vegades es passi per alt la seva problemàtica. Per exemple, en una aula escolar un nen podria respondre al perfil d’impulsivitat i/o hiperactivitat bellugant sobtadament , i/o de forma repetida, els peus; mentre que una nena pot demostrar hiperactivitat parlant sense parar. Una noia que parli tot el temps,  sovint és vista pels mestres com a parladora, no com a conseqüència d’alguna problemàtica, i per tant és menys probable que es recomani per a una avaluació de TDAH.
 TDA/H inatent
Una altra de les raons per què les nenes amb TDAH estan “per sota del radar” és que és més probable que aquestes pateixin de manca d’atenció  (TDA). Els símptomes d’aquest subtipus ( poca atenció als detalls, limitada capacitat d’atenció, falta de memòria, facilitat per la distracció…) tendeixen a ser menys perjudicials i obvi que els de TDAH hiperactius. Dit d’una altre manera, ens fixem abans amb un nen (hiperactiu?) que colpeja repetidament el seu escriptori que amb aquella noia (falta d’atenció?) que gira i cargola el seu cabell mentre mira per la finestra.
Mecanismes de supervivència
Algunes noies compensen el seu TDAH mitjançant el desenvolupament d’estratègies que emmascaren els símptomes. Per assegurar-se una bona nota, una nena pot arribar a ser una perfeccionista i passar hores prenent notes meticuloses de cada capítol que està treballant a l’escola, o convertir-se en obsessiva-compulsiva, i comprovar repetidament la seva motxilla per assegurar-se que ho té tot.
 Lluites Socials
Les diferències de gènere amb TDAH també poden afectar la vida social d’una noia. La investigació mostra que les nenes amb TDAH poden ser rebutjats amb més freqüència pels seus companys que els nens. En comparació amb els homes, les amistats de les nenes requereixen una major sofisticació i un major manteniment en el temps. Per exemple, dos nens poden reunir al pati i començar a cavar un forat amb les seves pales, fent-se amics a l’instant. L’amistat entre les nenes requereix de més complexitat en les senyals socials i d’unió, cosa en la que les nenes amb TDAH poden presentar més dificultat.
 El preu del TDAH en les nenes
L’autoestima de les nenes amb TDAH també sembla estar més afectada que la dels nens amb TDAH. No és d’estranyar, doncs, que aquest condicionant pot comportar un peatge excessiu en la salut emocional d’una dona i el seu benestar general. Les nenes amb TDAH tendeixen a tenir més trastorns de l’estat d’ànim, depressió, ansietat i problemes d’autoestima que les nenes sense TDAH. Les nenes amb TDAH tenen un major risc de problemes socials i personals: baix rendiment acadèmic, abús de drogues i alcohol,… i fins i tot intents de suïcidi.
Percepcions públiques de nois i noies
Les nenes amb el tipus hiperactiu del TDAH podrien diagnosticar-se abans, però sovint acaben sent més estigmatitzats que els nens amb el mateix diagnòstic: Als nens, als patis de les escoles no se’ls te tant en compte la impulsivitat i la distracció, ja que “forma part” del comportament infanto-juvenil, els nens tenen més probabilitats de passar desapercebuts per altres nens i mestres, sobretot si els seus símptomes no són greus, als nens hiperactius és fàcil que podem titllar-los com a “són nens”, mentre que les nenes hiperactives, massa sovint, queden condemnades a l’ostracisme.
 Les expectatives d’esposes i mares
Tradicionalment, a les dones se les ha ensenyat a ser “complaents”, i sovint podem creure que expressen demandes poc realistes sobre si mateixes, especialment quan tracten de mantenir un equilibri familiar  amb una carrera professional. Quan les dones amb TDAH es casen i tenen fills, molts sovint se senten avergonyides, ja que la societat espera d’elles tremendes gestes de memòria i d’organització personal, social i laboral, cosa la qual els costa molt i molt d’assolir.  Sense un tractament o ajuts adequats, moltes dones se senten ineptes, cosa la qual acaba afectant la seva autoestima i repercutint en un malestar psicològic que els provoca viure en un permanent malestar social, personal i familiar.
 Cercar i obtenir ajuda
Si vostè creu que la seva filla pot tenir TDAH, no esperi que el mestre li comuniqui la seva preocupació abans de demanar l’avaluació d’un professional de la salut. Els professors solen buscar hiperactivitat, desorganització o l’oblit com els signes de TDAH, abans de recomanar una avaluació, però massa sovint la manera com el TDAH s’expressa en les nenes (parlar en excés, falta d’autoestima, perfeccionisme, assumpció de riscos preocupants, excessivament impertinent,…) és poques vegades llegit com a tal.
 Diagnòstic en adults – Alleugeriment
Qualsevol dona que sospiti que té TDAH ha de preguntar-se a si mateixa sobre aquesta possibilitat i consultar un professional de la salut mental especialitzat en aquest camp. El TDAH presenta un elevat component hereditari, i moltes dones busquen ajuda a l’edat adulta arrel de tenir un nen que ha estat diagnosticat de TDA/H. Per la majoria d’aquestes dones que han estat diagnosticades en una edat avançada de la vida, ha estat un gran alleujament tenir per fi una explicació del per què són com són.
 Tractament Diferent
El TDAH no només presenta diferents símptomes en nens i nenes, sinó que sovint requereix d’una estratègia de tractament diferent. Ambdós sexes es beneficien dels medicaments estimulants, però les nenes també poden necessitar tractament per l’ansietat. Algunes noies no poden tolerar els estimulants sense suport farmacèutica addicional.


TDAH i l’addicció a substàncies

La comorbilidad existente entre los trastornos por uso de sustancias y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad ha sido constatada por diversos autores. El objetivo de este trabajo es analizar la prevalencia de TDAH y la severidad de éstos en comparación con pacientes sin TDAH en una muestra de pacientes atendidos en los servicios ambulatorios de drogodependencias.
Material y métodos. La muestra está formada por 162 pacientes del Servicio Provincial de Drogodependencias de Huelva. El instrumento de evaluación de severidad del trastorno TUS fue la entrevista semi¿estructurada EuropASI, y las puntuaciones en calidad de vida se obtuvieron administrando el TECVASP. En el screening de TDAH se empleó la ASRS 1.1.
Resultados. La prevalencia de TDAH fue del 27,8% en la muestra de pacientes. La prevalencia entre consumidores de alcohol fue del 33,3%, entre consumidores de cocaína del 42,2%, entre consumidores de cannabis del 48,9% y entre consumidores de heroína del 13,3%. Los pacientes con TDAH tuvieron una peor calidad de vida y mostraron una mayor severidad en el perfil de consumo de drogas, relaciones familiares y sociales y estado psiquiátrico.
Conclusiones. Los resultados encontrados ponen de manifiesto la conveniencia de una evaluación minuciosa por parte del clínico, en vista de las complicaciones que un diagnóstico potencialmente dual pueda suponer en términos de gravedad del consumo, dificultades sociales y severidad del estado psiquiátrico en general.

TDAH en pacientes con adicción a sustancias: análisis de la prevalencia y de los problemas relacionados con el consumo en una muestra atendida en un servicio de tratamiento ambulatorio. E. Torrico Linaresa, A. Vélez Morenoa , E. Villalba Ruiza , F. Fernández Calderónb, A. Hernández Corderoc y J. Ramírez López. 2012 Elsevier España, S.L.y Sociedad Española de Toxicomanías

Alcance y limitaciones del tratamiento farmacológico del TDA/H en niños y adolescentes y Guías de Práctica Clínica. Una revisión bibliográfica

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDA/H) es descrito y presentado en las Guías de Práctica Clínica (GPC) como frecuente en la infancia y adolescencia, asociado a disfuncionalidad significativa en diversos ámbitos, y cuyo tratamiento requiere usar medicamentos, considerados como seguros y efectivos a largo plazo. Se trata de sustancias estimulantes de cuyo daño, en otro tipo de usos en adultos, se ha alertado. En el presente trabajo se ha procedido a una revisión bibliográfica exhaustiva acerca de las evidencias respecto a su efectividad a corto y largo plazo, sobre la sintomatología nuclear del TDA/H, sus resultados funcionales y los riesgos asociados a sus potenciales efectos adversos. El resultado es desalentador y la utilización de estos medicamentos debería considerarse un último recurso, para un número reducido de casos y en periodos de tiempo limitados y breves.
Miguel A. Valverde Eizaguirrea y José A. Inchauspe Arósteguib.
aPsicólogo Clínico, Unidad de Hospitalización Psiquiátrica Sección A. Complejo Hospitalario de Navarra. Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea. Pamplona, España.
bPsiquiatra, Director del Centro de Salud Mental de San Juan. Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea. Pamplona, España.

Outreach and limitations of the pharmacological treatment of Attention Deficit Disorder with Hyperactivity (ADHD) in children and adolescents and Clinical Practice Guidelines. A literature review. Rev. Asoc. Esp. Neuropsiq., 2014; 34 (121), 37-74. doi: 10.4321/S0211-57352014000100004

dissabte, 2 de gener de 2016

Depresión Post-Parto. Puede pasar fácilmente desapercibida. Hay que estar alerta


depre_post_interior
Una mujer de 26 años de edad visitó a su médico seis semanas después del nacimiento de su primer bebé para su examen postnatal. Inicialmente menciona sólo algunos problemas con la lactancia materna, pero pronto se hizo evidente que su estado de ánimo estaba bajo  y comentó que tenía una dificultad de socialización. Ella minimizaba sus síntomas, sin embargo, alegaba que acababa de tener un toque de “baby blues” (trastorno menor del humor del puerperio), y que era reacia a hablar de cómo se sentía. Interrogada con mayor profundidad admitió que se sentía abrumada, preocupada por el bebé y culpable por no ser una buena madre.



¿Qué es la depresión posparto?
Muchas mujeres experimentan síntomas de baja del estado de ánimo que se desarrollan dos o tres días después del nacimiento, el pico es en el quinto día, y se resuelven en dos semanas. Sin embargo, los episodios de depresión postnatal más sustancial también son comunes y pueden causar considerables trastornos a la mujer y a su familia. La forma más grave del trastorno del estado de ánimo posparto (o puerperal) consiste en la aparición aguda de una psicosis maníaca, mixta o depresiva en el período inmediatamente posterior al parto.
¿Qué tan común es la depresión posparto?
La tristeza postparto, o melancolía de la maternidad, es una condición transitoria que afecta a un 30-80% de las mujeres después del parto.
La prevalencia general de los síntomas depresivos postparto clínicamente significativos se estima entre el 7% y 19%.1 En torno a una tercera parte de la “depresión posparto” comienza en el embarazo y alrededor de una cuarta parte empieza antes embarazo.2

dilluns, 10 d’agost de 2015

Las cifras mágicas en la prevención farmacológica de la enfermedad cardiovascular y de fracturas. Una valoración crítica.


Buena parte de las intervenciones farmacológicas cardiovasculares y antifractura recomendadas habitualmente en personas sanas carecen de una justificación sólida, es decir, que hayan demostrado claramente su eficacia, que el tamaño del efecto las haga rentable clínica y socialmente, y que hayan mostrado un claro balance beneficio/riesgo.

Los “objetivos terapéuticos” y la “definición operativa” de enfermedad o factor de riesgo, incluidos los instrumentos o tablas para calcular riesgos, son nuevas puertas de entrada para una potencial medicalización innecesaria.

El contexto de la medicina contemporánea, inmersa en un magma de conflictos de interés, obliga al médico a interpretar los resultados de los estudios y las propias recomendaciones de guías y consensos con distancia crítica, y a poner énfasis en el desarrollo de la habilidad de la prudencia clínica.

Artículo original. Ver / Descargar

diumenge, 9 d’agost de 2015

El “niño hiperactivo” como síntoma de una situación profesional y social: ¿Mito, realidad, medicalización?

Jorge L. Tizón**
 RESUMEN:
Se introduce el tema con un breve repaso del síndrome en las clasificaciones DSM y CIE y de algunas limitaciones de las mismas. A continuación se amplía la reflexión sobre tres aspectos concretos del síndrome: el empírico, con breves referencias a la genómica y la neuroquímica cerebrales; el teórico, con insistencia en una perspectiva psicopatológica, y pragmático, revisando los tratamientos propuestos para tal síndrome. Se termina con una reflexión sobre los diversos tipos de guías o protocolos clínicos y sobre las dificultades para desarrollar guías o protocolos clínicos alternativos a los dominantes y a los progresivamente impuestos por la BigPharma.
PALABRAS CLAVE: hiperactividad, trastorno del comportamiento, anfentaminas.

ABSTRACT:
THE “HYPERACTIVE CHILD” AS A SYMPTOM OF A PROFESSIONAL AND SOCIAL SITUATION: MYTH, REALITY, MEDICALIZATION? This paper begins with a brief review of the syndrome in the DSM and ICD, and with a reminder of some of the limitations of these classifications. The author then reflects on three concrete aspects of the syndrome: an empirical one, with brief references to genomics and cerebral neurochemistry; a theoretical one, with an insistence on a psychopathological perspective; and a pragmatic one, by revising the treatments proposed for such a syndrome. The paper finally ends with a reflection on the different types of guides or clinical protocols, and on the difficulties to develop guides or alternative clinical protocols to the dominant ones and those progressively imposed by BigPharma.
KEY WORDS: hyperactivity, conduct disorder, amphetamines.

RESUM:
EL “NEN HIPERACTIU” COM A SÍMPTOMA D’UNA SITUACIÓ PROFESSIONAL I SOCIAL: ¿MITE, REALITAT, MEDICALITZACIÓ?
S’introdueix el tema amb un breu repàs de la síndrome en les classificacions DSM i CIE i d’algunes limitacions de les mateixes. A continuació s’amplia la reflexió sobre tres aspectes concrets de la síndrome: l’empíric, amb breus referències a la genómica i la neuroquímica cerebrals; el teòric, amb una insistència en una perspectiva psicopatològica, i pragmàtic, revisant els tractaments proposats per a la tal síndrome. S’acaba amb una reflexió sobre els diversos tipus de guies o protocols clínics i sobre les dificultats per a desenvolupar guies o protocols clínics alternatius a les dominants i als progressivament imposats per la BigPharma.
PARAULES CLAU: hiperactivitat, trastorn del comportament, anfentamines.

* Una primera versión de este trabajo fue publicada en Formación Médica Continuad en Atención Primaria 2006; 13 (1): 1-4. ** Director del Equipo de Prevención en Salud Mental – EAPPP (Equip d'Atenció Precoç als Pacients amb risc de Psicosi). Correspondencia: Córcega 544, 08025-Barcelona; jtizon.pbcn@ics.scs.es

 http://www.fundacioorienta.com/pdf/Dr.%20Tiz%C3%B3n.%20web.pdf

dimarts, 6 de gener de 2015

El ejercicio físico incrementa la resistencia al estrés inducido por la depresión


Figura miniatura fx1

Resumen

La depresión es una condición debilitante con un profundo impacto en la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo. El ejercicio físico se utiliza como una estrategia de tratamiento para muchos pacientes, pero los mecanismos que subyacen a sus efectos beneficiosos siguen siendo desconocidos. Aquí se describe un mecanismo por el cual el músculo esquelético PGC-1α1 inducida por el entrenamiento físico cambia el metabolismo quinurenina y protege de la depresión inducida por el estrés. La activación de la vía / δ PGC-1α1-PPAR aumenta la expresión de músculo esquelético de las aminotransferasas quinurenina, mejorando así la conversión de quinurenina en ácido quinurénico, un metabolito incapaces de cruzar la barrera sangre-cerebro. Reducir quinurenina plasma protege al cerebro de los cambios inducidos por el estrés asociados con la depresión y hace esquelético-muscular específica PGC-1α1 ratones transgénicos resistentes a la depresión inducida por el estrés crónico leve o administración directa quinurenina. Este estudio abre vías terapéuticas para el tratamiento de la depresión por la orientación del eje de PGC-1α1-PPAR en el músculo esquelético, sin la necesidad de cruzar la barrera sangre-cerebro.

Reflejos

  •  ratones transgénicos músculo-PGC-1α1 esqueléticos son resistentes a la depresión inducida por el estrés
  •  PGC-1α1 induce esquelético aminotransferasa quinurenina muscular (KAT) expresión
  •  El músculo esquelético PGC-1α1 controla plasma y cerebro quinurenina equilibrio ácido / quinurénico
  •  El ejercicio físico activa PGC-1α1: PPAR / δ: KAT en el ratón y el músculo esquelético humano


Leandro Z. Agudelo, Teresa Femenía et al

dilluns, 5 de gener de 2015

Les infidelitats es tornen 2.0

Cada cop més homes i dones que volen una aventura visiten pàgines web de cites, sovint en un context de malestar en parella

02.09.2014 | 15:46  Diari de Girona » Comarques

Van arribar amb Internet i cada cop són un mitjà més utilitzat per aquells o aquelles que busquen una relació fora de la parella. Les pàgines web de cites s´han convertit en un refugi per cometre infidelitats d´una manera aparentment fàcil i còmoda. Si bé han estès la catifa vermella a les crisis de parella, aquestes pàgines web també s´estan mostrant resolutives per a molta gent a l´hora de buscar la seva mitja taronja.

Si abans la dona adúltera havia d´estendre una peça de roba concreta a una hora convinguda i esperar que l´amant en questió s´adonés de l´acció, avui cometre una infidelitat és insultantment més senzill. Només cal asseure´s davant l´ordinador, connectar-se a una pàgina d´infidelitats i esperar que davant les pupil·les de l´usuari aparegui la foto d´un home/dona apetible. Llavors, només intercanviant un parell de correus en què s´acordi dia, lloc i hora, pot tenir lloc la trobada sexual.
Leli Camps, psicòloga clínica i cap de sector de la xarxa de Salut Mental de l´Institut d´Assistència Sanitària (IAS) al Gironès i Pla de l´Estany, afirma que d´infidelitats «n´hi ha hagut tota la vida, però actualment sí que moltes es fan a partir d´aquestes pàgines». En aquest sentit, Camps explica que en la gran majoria de casos la persona que comet la infidelitat ho fa en un context de crisi de parella, de malestar intern o de crisi econòmica. «Qui fa la infidelitat sovint és perquè hi ha alguna cosa de la seva vida en parella que no va bé, tot i que també hi ha casos en què la gent ho prova per curiositat», afirma aquesta psicòloga gironina.

divendres, 14 de novembre de 2014

Estrés laboral: 8 actitudes que dicen…”¡¡no puedo más!!”

NOPUEDOMAS
El estrés laboral y el desbordamiento por “no poder más” es algo que afecta no solo a tu ámbito profesional sino a tu situación personal, social familiar…por eso, muchas veces y aunque sea de manera inconsciente, tu actitud en el trabajo refleja tu grado de saturación y rechazo a tu situación laboral.
¿Alguna vez has soñado “despierto” y te has visto contestando a tu jefe con una carcajada sobre un asunto de suma importancia…? ¿O has pensado en apagar el despertador por última vez, porque ya no tienes que volver a la oficina nunca más…? Seguro que sí. Y lo más probable es que, sin  darte cuenta, estés actuando de este mismo modo en la vida real, aunque probablemente sea de manera más sutil…. A continuación te indico 8 actitudes muy comunes con las que sin querer y probablemente de forma inconsciente, estás transmitiendo que ya no puedes más, transmitiendo también a tu jefe o jefa lo mucho que te desagrada tu trabajo.

La inteligencia emocional del equipo


Reunión de trabajo exitoso
Cada ser humano es único e irrepetible. Todas las personas tienen un don, un talento especial. Al trabajar en equipo, la suma de talento de cada miembro aporta un valor añadido al conjunto. Ésta es una de las razones por las que conviene puntualizar que todos los miembros de un equipo son igual de importantes. Pero además, existe una complementariedad entre las distintas funciones realizadas por los integrantes del equipo de trabajo que forman un puzle perfecto.

Algunas las claves para trabajar en equipo con inteligencia emocional:

Compañeros tóxicos para la salud


«Una persona envidiosa es capaz de utilizar la insidia y la mentira en sus actuaciones. Nuestra respuesta y actitud debe ir encaminada a debilitar sus estrategias. El envidioso sólo se frena ante nuestra seguridad», admite Mª Jesús Álava Reyes, directora del centro de psicología Álava Reyes de Madrid y autora del libro Trabajar sin sufrir.

En algún momento de nuestra vida nos hemos cruzado, o si no seguramente lo hagamos, con gente tóxica por el camino. Personas que de algún modo ponen nuestro mundo patas arriba y provocan desajustes en nuestra salud física y mental. Pueden poner de los nervios, inducir ansiedad, irritabilidad, amainar incluso nuestra autoestima y, en el peor de los casos, contribuir o generar depresiones importantes. Estas relaciones tóxicas se dan no sólo en parejas sino también con amigos, compañeros de trabajo, o incluso con familiares. ¿Cómo debemos actuar con ellos?
Aprender a manejar determinadas situaciones y adoptar herramientas para poder enfrentarse cara a cara con algunas personas es crucial para salir ileso ante ciertos comportamientos. «Hay muchas bajas laborales inducidas por malas relaciones con los compañeros o incluso con el propio jefe», mantiene Mila Cahue, psicóloga del mismo centro.

dilluns, 27 d’octubre de 2014

Desvíos cognitivos y decisiones médicas

Los dos productos principales de la toma de decisiones en medicina son el diagnóstico y el plan terapéutico. Si el diagnóstico es correcto, la probabilidad de que el plan terapéutico también lo sea es mayor. Sin embargo, sorprendentemente, nuestros diagnósticos no son correctos con tanta frecuencia como creemos: se estima que la tasa de fallas diagnósticas es del 10-15%. El error en las especialidades visuales, como radiología y anatomía patológica, es considerablemente menor, alrededor del 2%.

Los errores cognitivos son una de las causas principales de los diagnósticos erróneos. En general, no es la falta de conocimiento lo que genera los errores, sino los problemas con el pensamiento del médico. Las enfermedades comunes suelen ser diagnosticadas erróneamente. Por ejemplo, los médicos conocen al detalle la fisiopatología de la embolia pulmonar, sin embargo, debido a que sus signos y síntomas son tan variables y se superponen con los de numerosas enfermedades, este importante diagnóstico fue pasado por alto en un asombroso 55% de las veces en una serie de casos mortales.

Durante los últimos 40 años, el trabajo de los psicólogos cognitivos señaló la vulnerabilidad de la mente a los sesgos cognitivos, las falacias lógicas, las falsas presunciones y otras fallas del razonamiento. Pareciera que gran parte de nuestro pensamiento cotidiano es defectuoso y los médicos no son inmunes al problema (véase cuadro). Se han mencionado más de 100 sesgos o prejuicios que afectan las decisiones médicas.

La intolerancia al error y la cultura de la culpa

Hay muchas razones por las que los médicos realizan demasiados estudios y sobretratamiento. Mucho se ha hecho hincapié en los incentivos financieros perversos que refuerzan ese comportamiento, así como en los esfuerzos de mercadeo comercial diseñados para crear una demanda de más pruebas, diagnóstico y tratamiento.1 2 3 4 5

Los médicos por sí mismos citan sobre todo el temor a las demandas judiciales por mala praxis como el motivo principal de esos  excesos. Pero se ha prestado menos atención a otros factores6 7 , ya sea a nivel individual o de la sociedad médica.

Creemos que la intolerancia hacia la incertidumbre y el error-entre los médicos, en la cultura médica, y en la cultura occidental en general- puede ser la razón más importante para que los médicos participen en excesos en su práctica. Ambos elementos (incertidumbre y error) necesitan ser enfrentados si queremos abordar el problema de los excesos de la llamada"demasiada medicina". 8 9

Autor: Jerome R Hoffman, professor emeritus of medicine, Hemal K Kanzaria, Robert Wood Johnson clinical scholar Fuente: BMJ 2014; 349 doi: http://dx.doi.org/10.1136/bmj.g5702 Intolerance of error and culture of blame drive medical excess

Unas de las preguntas históricas en relación con la inteligencia ha sido ¿dónde se aloja el genio? o ¿dónde reside la maldad?

José R. Alonso
Con el desarrollo de la ciencia en la época de la Ilustración, el genio, la sabiduría y también la maldad se empezaron a buscar en el encéfalo. Tras la recolección de cráneos y cerebros que pusieron en marcha los frenólogos, y el desprestigio que tuvieron sus teorías después, distintos científicos respetados estudiaron qué había de especial en el cerebro de las personas singulares.
Rudolph Wagner, que trabajaba en la bonita ciudad alemana de Göttingen,  obtuvo el encéfalo de Karl F. Gaus (1777-1855) que falleció en esta ciudad. Gauss_Brain-724x420Gauss, físico, astrónomo y matemático, era una de las grandes glorias de la ciencia europea y su cerebro no decepcionó: era más grande que la media (1492 cm3) y estaba extraordinariamente plegado, con fisuras complejas y un gran despliegue de giros y surcos.

dimecres, 8 d’octubre de 2014

Una persona del meu entorn, en qui hi confio, pensa que puc tenir problemes amb la beguda…, què faig?



Arturo Argelaguer
Titular de psicologia aplicada del centre Mèdic Bernades.
Especialista en psicologia clínica i de la salut.

El més habitual en una persona que abusa de l’alcohol, n’és addicte o està a poques passes de ser-ne, és que algun familiar o amic li faci comentaris o es posi pel mig amb decisions que no acaben d’agradar-li.
Al nostre país el consum (i en massa ocasions l’abús) de l’alcohol és un fet molt arrelat a la societat. No hi ha festa familiar o social on no es destapin ampolles de vi i cava, no hi ha reunió d’amics on falti la cervesa, com tampoc hi ha sortida nocturna “guai” si no es consumeixen “cubates” o gin tònics. 

dissabte, 5 d’abril de 2014

La psicología al servicio del cuidador familiar

La nuestra es una sociedad en la que se dan importantes transformaciones a medida que se avanza en el tiempo.
 En la última mitad del siglo pasado, los países de Europa occidental, han estado inmersos en unos cambios demográficostan grandes que, a inicios del siglo XXI, nos estamos encontrando con un “nuevo orden demográfico”.
Las transformaciones que se han producido en el seno de nuestros hogares, durante estos quince años de la nueva centuria, nos han dejado con nuevas maneras de organizar la convivencia y residencia familiar, abarcando desde ese esquema unívoco y tradicional de los años 60 y 70 del siglo XX, hasta hogares monoparentales y / o reconstituidos, sin olvidarnos de las residencias alternativas, los hogares de personas solitarias o los hogares sin núcleo.
El descenso y retraso de la fecundidad actual, conjuntamente con el progresivo aumento de la expectativa de vida, hace que se haya desarrollado en los hogares de nuestros países una elevada coexistencia de diferentes generaciones en un mismo núcleo familiar. Así no es extraño encontrarnos con parejas, llamadas “generación bisagra” o “expendedora de servicios”, que conviven con otras dos o tres generaciones diferentes (padres, hijos y nietos) en una misma estructura familiar y que cada vez más a menudo se les debe transferir ayudas y afecto.

dijous, 20 de març de 2014

Ansietat i depressió, un fracàs adaptatiu en situacions estressants


Quan ens centrem en l’àmbit de salut i malaltia, podem considerar l’estrès perllongat com un fracàs adaptatiu de la persona davant una determinada situació, generalment ambiental, que li provoca un excés d’activació orgànica i una gran ressonància emocional.
Qualsevol situació / demanda ambiental (ja sigui de l’àmbit laboral, social, familiar o personal) a les que ens enfrontem diàriament els individus, sol generar un seguit de reaccions adaptatives que impliquen unes activacions fisiològiques i emocionals determinades, amb l’únic objectiu de donar resposta, de fer front, a la demanda inicial.
 Davant d’aquestes situacions ambientals estressants amb les que ens trobem tant sovint, les persones posem en marxa un seguit de mecanismes cognitius i conductuals que ens ajuden a donar una resposta orgànica positiva, tant de caire fisiològic com emocional, que ens permet fer front a la situació. D’aquesta reacció en diem capacitat d’adaptació positiva.